martes, 10 de noviembre de 2009

TEXTO PARALELO

TEXTO PARALELO
Un texto o cuaderno paralelo es un escrito que se construye paralelamente a la realización de otras actividades como, por ejemplo: estudiar, leer, redactar, escribir, investigar. Más precisamente, un escrito que surge por la movilización que despiertan en cada uno de nosotros otras actividades realizadas.
Se construye con reflexiones personales, hojas de trabajo, lecturas, evaluaciones, materiales adicionales los que el maestro proporciona, y todo aquello que el alumno quiera agregar a toda su evidencia de trabajo personal.

¿PARA QUE SIRVE?
La participación en la lectura del curso que se trata.
La construcción de conocimientos.
a. (Expresión, reelaboración de información, experimentación, aplicación, etc.)
La expresión de la experiencia educativa a través de un producto propio (elaborado con flexibilidad y creatividad).
Apropiación del proceso de aprendizaje (darle sentido a lo que se aprende)




¿Cómo se elabora?
o Hoja de vida del autor del texto
o Índice, resumen del contenido, conclusiones y recomendaciones.
o Aspectos interesantes de la experiencia personal, relacionados con los temas de estudio.
o Reflexiones de sus metas de enseñanza-aprendizaje, principios o filosofía personal.
o Ejercicios, técnicas y metodología sugerida para los diferentes momentos del desarrollo del aprendizaje.
o Glosario personal.
o Los productos personales o grupales obtenidos en su experiencia de aprendizaje.
o Propuestas para mejorar aspectos de enseñanza aprendizaje.
o Aportes personales comentarios, opiniones, reflexiones.
o Ilustraciones adecuadas a los temas del texto.
o Diagramas, fotos, dibujos, recortes, noticias, Etc. Con su respectivo comentario, relacionado con el tema.
o Propuestas de aplicación en la práctica del aula.


¿Cómo darle forma al texto paralelo?
I. “Se refiere a los recursos expresivos puestos en juego en el material: diagramación, tipos de letras, ilustraciones...” (Gutiérrez, Francisco y Daniel Prieto 1991).
II. La forma es la expresión del contenido y cuanto más estética, bella y expresiva sea, más acercará al interlocutor a los textos o libros.
III. En el aprendizaje y la educación la forma cumple una serie de funciones que van, desde lo didáctico, explicativo, interpretativo y comprensivo, hasta lo imaginativo y creativo.

La preocupación máxima del enseñante debería ser la de promover el aprendizaje siempre y cuando dicho aprendizaje tienda a desarrollar los siguientes aspectos.

1. Capacidad de comprender.
2. Capacidad de pasar de un horizonte de comprensión a otro.
3. Capacidad de análisis y síntesis, de relacionar.
4. Capacidad de relacionar causas y de prever consecuencias.
5. Capacidad de pensar en totalidad.
6. Capacidad de expresarse.
7. Capacidad de comunicarse.
8. Capacidad de relacionarse y de trabajar con los demás.
9. Capacidad crítica.
10. Capacidad de apropiarse de la propia historia y de la cultura.
11. Capacidad de imaginar, de inventar.
12. Capacidad de sentir.
13. Capacidad de enfrentar y resolver problemas.
14. Capacidad de evaluar situaciones.
15. Capacidad de tomar decisiones.



El texto paralelo desde el tema o contenido debe comprender:

ü Ubicación temática.
ü Tratamiento del contenido.
ü Estrategias del lenguaje.
ü Conceptos básicos.
ü Recomendaciones generales.


Portafolio Didáctico


Todos los docentes deben de preparar el portafolio didáctico como una estrategia formativa destinada a la recopilación de las evidencias sobre su saber, hacer y convivir en el ámbito escolar.
Se denomina Portafolio a una técnica de evaluación que se basa en el análisis de las producciones cotidianas, no tanto desde el punto de vista del profesor, sino desde una perspectiva conjunta docente-estudiante, para ayudar a este ultimo a tomar conciencia de sus metas, progresos , dificultades, etc., la reflexión.

1. El Portafolio puede definirse como una recopilación de evidencias (documentos diversos, artículos, notas, diarios, trabajos, ensayos) consideradas de interés para ser conservadas, debido a los significados que con ellas se han construido.
2. Un portafolio didáctico es la historia documental estructurada de un conjunto seleccionado de desempeños que han recibido preparación o tutoría y adoptan la forma de muestra del trabajo de un estudiante. Utilizar el portafolio implica adoptar una concepción de evaluación formativa en la que la autoevaluación adquiere un papel central.

Las evidencias que lo integran permiten identificar cuestiones claves para ayudar a los estudiantes a reflexionar sobre los propósitos, la orientación de los esfuerzos, las líneas a continuar desarrollando, entre otros.
1. El portafolio didáctico es una recopilación, cronológicamente ordenada, de las producciones de los alumnos y el docente, que sean relevantes para la compresión del progreso de los aprendizajes de los estudiantes y de la calidad mediadora del docente. Tales producciones van acompañadas de un trabajo reflexivo apoyado en los indicadores o evidencias descritas en cada uno de los estándares o en la combinación de algunos de ellos.
El objetivo del portafolio didáctico es que el docente presente evidencias de cómo: organiza y planifica eficientemente la enseñanza, crea las condiciones propicias para el aprendizaje, desarrolla el proceso de enseñanza respetando la diversidad y generando así oportunidades de aprendizaje para todos los alumnos y evalúa los alumnos reflexionando sobre su práctica.



El Portafolio del Estudiante
· El Portafolio es un método de enseñanza, aprendizaje y evaluación que consiste en la aportación de producciones de diferente índole por parte del estudiante a través de las cuales se pueden juzgar sus capacidades en el marco de una disciplina o materia de estudio. Estas producciones informan del proceso personal seguido por el estudiante, permitiéndole a el y los demás ver sus esfuerzos y logros, en relación a los objetivos de aprendizaje y criterios de evaluación establecidos previamente.

· El Portafolio como modelos de enseñanza-aprendizaje, se fundamenta en la teoría de que la evaluación marca la forma como un estudiante se plantea su aprendizaje.

· El Portafolio del estudiante responde a dos aspectos esenciales del proceso de enseñanza-aprendizaje, implica toda una metodología de trabajo y de estrategias didácticas en la interacción entre docente y discente; y, por otro lado, es un método de evaluación que permite unir y coordinar un conjunto de evidencias para emitir una valoración lo mas ajustada a la realidad que es difícil de adquirir con otros.


El Portafolio electrónico
El crecimiento del portafolio como método de enseñanza y aprendizaje se ha asociado al auge del Internet. Se utiliza en muchas universidades asociadas y complejos sistemas de evaluación on line.

Su naturaleza grafica y habilidad para soportar enlaces entre distintas evidencias digitalizadas, proporciona al alumnado la posibilidad de integrar los aprendizajes de un modo positivo, progresivo y consiente con un gran potencial atractivo. Es un sistema de gestión que permite a estudiantes, profesores y administradores la creación y distribución de sus documentos educativos.
El portafolio electrónico aporta la posibilidad de que los marcos de expresión sean diversificados. El lenguaje multimedia que se aprende en el desarrollo del curso es una opción para expresar el proceso, y en ese sentido la riqueza de las producciones en cuando a la diversificación de sentido es aun mayor.

El Portafolio Docente
El portafolio Docente supone todo un giro metodológico en relación con los modelos anteriores de análisis o evaluación de la enseñanza, es el propio profesor el que asume el proceso de recogida de la información sobre sus actuaciones docentes y el que tiene el derecho y la responsabilidad de demostrar su profesionalidad. Del mismo modo que las afirmaciones que se realizan en el curriculum investigador debe estar documentado con evidencias, la realización del portafolio docente deberá basarse en una evidencia empírica firme. Un ejemplo de portafolio docente podría presentar la siguiente estructura.

I. Nombre del profesor/a.
II. Departamento/Centro.
III. Institución.
IV. Fecha.
V. Tabla de contenidos:
1. Responsabilidad de enseñanza.
2. Declaración de Filosofía de la enseñanza.
3. Metodología de la enseñanza. Estrategias. Objetivos.
4. Calificación de los estudios en los exámenes.
5. Evaluaciones de los colegas.
6. Declaración del jefe del departamento.
7. Detalle representativo del programa del curso.
8. Productos de enseñanza.
9. Premios y reconocimientos de su enseñanza.
10. Metas de enseñanza: a corto plazo y a largo plazo.
11. Apéndices.




Educación Tecnológica en el mundo

Ser un buen ingeniero educativo no es solo cuestión de conocimientos sino también de “saber hacer”; no basta con ser docto hay también que ser virtuoso. Hay valores tradicionales, como la eficacia, que definen la “virtud docente” y que se reflejan en el resultado de la actividad. Son valores presentes en la educación tecnológica que no deberían ser descuidados. Pero en el mundo actual, donde la tecnología ha adquirido una extraordinaria relevancia publica y es objeto de un atento escrutinio social, hay otros valores que también deberían estar presentes en la educación de los docenes para hacer de estos unos profesionales adaptados a su tiempo. Se trata de educar para innovar y de educar para participar; son también las coordenadas de esta breve reflexión sobre lo que debería ser la educación tecnológica del próximo siglo.

Tecnología en sociedad

Para empezar, un punto que debería se obvio: la educación tecnológica hoy debe responder a la realidad de la tecnología en el mundo actual. Es muy importante, en el plano educativo, evitar transmitir una imagen distorsionada o idealizada de la naturaleza de la tecnología. Toda tecnología es lo que es en virtud de un contexto social definitorio, un contexto que incluye productores, usuarios, afectados, interesados, etc. Es en ese contexto donde se define lo eficiente o ineficiente en virtud de unos objetivos que, en última instancia, responde a valores no técnicos. Algunos ejemplos bien conocidos son aquí oportunos.
Son solo algunos ejemplos de la importante dimensión social de la tecnología que no puede ser descuidada en la organización curricular de la enseñanza de la misma. Sobre esta base, consideramos que la educación tecnológica ha de ser sensible a dos rasgos interrelacionados que definen el nuevo papel de la tecnología en la sociedad actual: la innovación y la participación.


Educar para innovar

La innovación constituye en principio la creación o adaptación de nuevos conocimientos y su aplicación a un proceso productivo, con repercusión y aceptación en el mercado. Esta definición clásica, por si misma, no nos dice donde se van a crear a demandar esos conocimientos a lo largo del proceso innovador.
Una de las características mas llamativas de las sociedades modernas e innovadoras es el uso masivo, coordinado y especialmente, aplicado de la creatividad. Pero la creatividad que necesitamos hoy es bien distinta de la que caracterizo los desarrollos tecnológicos del pasado. El tipo y uso de la creatividad durante la primera y segunda revolución industrial se diferencia enormemente del sentido que se le atribuye actualmente. Durante la primera revolución industrial la creatividad era de tipo individual y espontanea, aunque se transfería a través de canales sociales. En la segunda revolución industrial se produce un gran impulso, aglutinante y fecundo, de este tipo de creatividad. Es a partir de la segunda guerra mundial cuando surge una creatividad de tipo colectivo, basada en la colaboración, es decir lo que podríamos llamar una “creatividad organizada.”
La educación moderna debe necesariamente contemplar la innovación. Un elemento tan importante como es la creatividad organizada, de la que en gran medida depende la capacidad de innovación, debe ser tenido en cuenta en los programas educativos para ingenieros.
Educar para innovar es así diseminar en la sociedad un estimulo a la creatividad y la versatilidad, al respeto por las ideas y ala interacción entre todos esos elementos desde los cuales puede originarse una idea innovadora. La innovación tecnológica es, en definitiva, un acto organizado de participación creativa.


Educar para participar

En general, educar para la participación es propiciar cambios en los contenidos y las formas de la educación tecnológica. En los contenidos recogiendo una imagen de la tecnología donde, además de los aspectos técnicos, quedan adecuadamente resaltados los aspectos culturales y organizativos de las distintas tecnologías. El fracaso de proyectos tecnológicos en el mundo real, piénsese en obras publicas, biotecnologías o la propia energía nuclear, no siempre se debe a una falta de excelencia técnica por parte del profesional implicado sino con frecuencia a una fala de sensibilidad social para apreciar adecuadamente las dimensiones cultural y organizativa de la tecnología. Pero, además, el propio proceso enseñanza-aprendizaje en educación tecnológica debe realizar cambios metodológicos, didácticos y latitudinales de forma que la participación y la innovación sean también llevadas al aula. No puede seguir entendiéndose el proceso educativo como una relación uno-muchos, arriba-abajo. Los estudiantes pueden y deben implicarse activamente en le organización y desarrollo delos contenidos educativos aportando experiencias, opiniones, iniciativas, etc. El objetivo es estimular en el educando un sentido critico que, sobre la base de un conocimiento solido, le motive y la capacite para implicarse activamente como ciudadano y como profesional en los asuntos públicos relacionados con la tecnología. El objetivo es también evitar el llamado “efecto túnel”, por el cual la súper especialización de los estudiantes los convertirá en profesionales ciegos para cualquier consideración que vaya un poco mas allá del ámbito de su competencia técnica.



TEXTO PARALELO
Un texto o cuaderno paralelo es un escrito que se construye paralelamente a la realización de otras actividades como, por ejemplo: estudiar, leer, redactar, escribir, investigar. Más precisamente, un escrito que surge por la movilización que despiertan en cada uno de nosotros otras actividades realizadas.
Se construye con reflexiones personales, hojas de trabajo, lecturas, evaluaciones, materiales adicionales los que el maestro proporciona, y todo aquello que el alumno quiera agregar a toda su evidencia de trabajo personal.

¿PARA QUE SIRVE?
La participación en la lectura del curso que se trata.
La construcción de conocimientos.
a. (Expresión, reelaboración de información, experimentación, aplicación, etc.)
La expresión de la experiencia educativa a través de un producto propio (elaborado con flexibilidad y creatividad).
Apropiación del proceso de aprendizaje (darle sentido a lo que se aprende)




¿Cómo se elabora?
o Hoja de vida del autor del texto
o Índice, resumen del contenido, conclusiones y recomendaciones.
o Aspectos interesantes de la experiencia personal, relacionados con los temas de estudio.
o Reflexiones de sus metas de enseñanza-aprendizaje, principios o filosofía personal.
o Ejercicios, técnicas y metodología sugerida para los diferentes momentos del desarrollo del aprendizaje.
o Glosario personal.
o Los productos personales o grupales obtenidos en su experiencia de aprendizaje.
o Propuestas para mejorar aspectos de enseñanza aprendizaje.
o Aportes personales comentarios, opiniones, reflexiones.
o Ilustraciones adecuadas a los temas del texto.
o Diagramas, fotos, dibujos, recortes, noticias, Etc. Con su respectivo comentario, relacionado con el tema.
o Propuestas de aplicación en la práctica del aula.


¿Cómo darle forma al texto paralelo?
I. “Se refiere a los recursos expresivos puestos en juego en el material: diagramación, tipos de letras, ilustraciones...” (Gutiérrez, Francisco y Daniel Prieto 1991).
II. La forma es la expresión del contenido y cuanto más estética, bella y expresiva sea, más acercará al interlocutor a los textos o libros.
III. En el aprendizaje y la educación la forma cumple una serie de funciones que van, desde lo didáctico, explicativo, interpretativo y comprensivo, hasta lo imaginativo y creativo.

La preocupación máxima del enseñante debería ser la de promover el aprendizaje siempre y cuando dicho aprendizaje tienda a desarrollar los siguientes aspectos.

1. Capacidad de comprender.
2. Capacidad de pasar de un horizonte de comprensión a otro.
3. Capacidad de análisis y síntesis, de relacionar.
4. Capacidad de relacionar causas y de prever consecuencias.
5. Capacidad de pensar en totalidad.
6. Capacidad de expresarse.
7. Capacidad de comunicarse.
8. Capacidad de relacionarse y de trabajar con los demás.
9. Capacidad crítica.
10. Capacidad de apropiarse de la propia historia y de la cultura.
11. Capacidad de imaginar, de inventar.
12. Capacidad de sentir.
13. Capacidad de enfrentar y resolver problemas.
14. Capacidad de evaluar situaciones.
15. Capacidad de tomar decisiones.



El texto paralelo desde el tema o contenido debe comprender:

ü Ubicación temática.
ü Tratamiento del contenido.
ü Estrategias del lenguaje.
ü Conceptos básicos.
ü Recomendaciones generales.

Portafolio Didáctico


Todos los docentes deben de preparar el portafolio didáctico como una estrategia formativa destinada a la recopilación de las evidencias sobre su saber, hacer y convivir en el ámbito escolar.
Se denomina Portafolio a una técnica de evaluación que se basa en el análisis de las producciones cotidianas, no tanto desde el punto de vista del profesor, sino desde una perspectiva conjunta docente-estudiante, para ayudar a este ultimo a tomar conciencia de sus metas, progresos , dificultades, etc., la reflexión.

1. El Portafolio puede definirse como una recopilación de evidencias (documentos diversos, artículos, notas, diarios, trabajos, ensayos) consideradas de interés para ser conservadas, debido a los significados que con ellas se han construido.
2. Un portafolio didáctico es la historia documental estructurada de un conjunto seleccionado de desempeños que han recibido preparación o tutoría y adoptan la forma de muestra del trabajo de un estudiante. Utilizar el portafolio implica adoptar una concepción de evaluación formativa en la que la autoevaluación adquiere un papel central.

Las evidencias que lo integran permiten identificar cuestiones claves para ayudar a los estudiantes a reflexionar sobre los propósitos, la orientación de los esfuerzos, las líneas a continuar desarrollando, entre otros.
1. El portafolio didáctico es una recopilación, cronológicamente ordenada, de las producciones de los alumnos y el docente, que sean relevantes para la compresión del progreso de los aprendizajes de los estudiantes y de la calidad mediadora del docente. Tales producciones van acompañadas de un trabajo reflexivo apoyado en los indicadores o evidencias descritas en cada uno de los estándares o en la combinación de algunos de ellos.
El objetivo del portafolio didáctico es que el docente presente evidencias de cómo: organiza y planifica eficientemente la enseñanza, crea las condiciones propicias para el aprendizaje, desarrolla el proceso de enseñanza respetando la diversidad y generando así oportunidades de aprendizaje para todos los alumnos y evalúa los alumnos reflexionando sobre su práctica.

El Portafolio del Estudiante
· El Portafolio es un método de enseñanza, aprendizaje y evaluación que consiste en la aportación de producciones de diferente índole por parte del estudiante a través de las cuales se pueden juzgar sus capacidades en el marco de una disciplina o materia de estudio. Estas producciones informan del proceso personal seguido por el estudiante, permitiéndole a el y los demás ver sus esfuerzos y logros, en relación a los objetivos de aprendizaje y criterios de evaluación establecidos previamente.

· El Portafolio como modelos de enseñanza-aprendizaje, se fundamenta en la teoría de que la evaluación marca la forma como un estudiante se plantea su aprendizaje.

· El Portafolio del estudiante responde a dos aspectos esenciales del proceso de enseñanza-aprendizaje, implica toda una metodología de trabajo y de estrategias didácticas en la interacción entre docente y discente; y, por otro lado, es un método de evaluación que permite unir y coordinar un conjunto de evidencias para emitir una valoración lo mas ajustada a la realidad que es difícil de adquirir con otros.


El Portafolio electrónico
El crecimiento del portafolio como método de enseñanza y aprendizaje se ha asociado al auge del Internet. Se utiliza en muchas universidades asociadas y complejos sistemas de evaluación on line.

Su naturaleza grafica y habilidad para soportar enlaces entre distintas evidencias digitalizadas, proporciona al alumnado la posibilidad de integrar los aprendizajes de un modo positivo, progresivo y consiente con un gran potencial atractivo. Es un sistema de gestión que permite a estudiantes, profesores y administradores la creación y distribución de sus documentos educativos.
El portafolio electrónico aporta la posibilidad de que los marcos de expresión sean diversificados. El lenguaje multimedia que se aprende en el desarrollo del curso es una opción para expresar el proceso, y en ese sentido la riqueza de las producciones en cuando a la diversificación de sentido es aun mayor.



El Portafolio Docente
El portafolio Docente supone todo un giro metodológico en relación con los modelos anteriores de análisis o evaluación de la enseñanza, es el propio profesor el que asume el proceso de recogida de la información sobre sus actuaciones docentes y el que tiene el derecho y la responsabilidad de demostrar su profesionalidad. Del mismo modo que las afirmaciones que se realizan en el curriculum investigador debe estar documentado con evidencias, la realización del portafolio docente deberá basarse en una evidencia empírica firme. Un ejemplo de portafolio docente podría presentar la siguiente estructura.

I. Nombre del profesor/a.
II. Departamento/Centro.
III. Institución.
IV. Fecha.
V. Tabla de contenidos:
1. Responsabilidad de enseñanza.
2. Declaración de Filosofía de la enseñanza.
3. Metodología de la enseñanza. Estrategias. Objetivos.
4. Calificación de los estudios en los exámenes.
5. Evaluaciones de los colegas.
6. Declaración del jefe del departamento.
7. Detalle representativo del programa del curso.
8. Productos de enseñanza.
9. Premios y reconocimientos de su enseñanza.
10. Metas de enseñanza: a corto plazo y a largo plazo.
11. Apéndices.




Educación Tecnológica en el mundo

Ser un buen ingeniero educativo no es solo cuestión de conocimientos sino también de “saber hacer”; no basta con ser docto hay también que ser virtuoso. Hay valores tradicionales, como la eficacia, que definen la “virtud docente” y que se reflejan en el resultado de la actividad. Son valores presentes en la educación tecnológica que no deberían ser descuidados. Pero en el mundo actual, donde la tecnología ha adquirido una extraordinaria relevancia publica y es objeto de un atento escrutinio social, hay otros valores que también deberían estar presentes en la educación de los docenes para hacer de estos unos profesionales adaptados a su tiempo. Se trata de educar para innovar y de educar para participar; son también las coordenadas de esta breve reflexión sobre lo que debería ser la educación tecnológica del próximo siglo.

Tecnología en sociedad

Para empezar, un punto que debería se obvio: la educación tecnológica hoy debe responder a la realidad de la tecnología en el mundo actual. Es muy importante, en el plano educativo, evitar transmitir una imagen distorsionada o idealizada de la naturaleza de la tecnología. Toda tecnología es lo que es en virtud de un contexto social definitorio, un contexto que incluye productores, usuarios, afectados, interesados, etc. Es en ese contexto donde se define lo eficiente o ineficiente en virtud de unos objetivos que, en última instancia, responde a valores no técnicos. Algunos ejemplos bien conocidos son aquí oportunos.
Son solo algunos ejemplos de la importante dimensión social de la tecnología que no puede ser descuidada en la organización curricular de la enseñanza de la misma. Sobre esta base, consideramos que la educación tecnológica ha de ser sensible a dos rasgos interrelacionados que definen el nuevo papel de la tecnología en la sociedad actual: la innovación y la participación.


Educar para innovar

La innovación constituye en principio la creación o adaptación de nuevos conocimientos y su aplicación a un proceso productivo, con repercusión y aceptación en el mercado. Esta definición clásica, por si misma, no nos dice donde se van a crear a demandar esos conocimientos a lo largo del proceso innovador.
Una de las características mas llamativas de las sociedades modernas e innovadoras es el uso masivo, coordinado y especialmente, aplicado de la creatividad. Pero la creatividad que necesitamos hoy es bien distinta de la que caracterizo los desarrollos tecnológicos del pasado. El tipo y uso de la creatividad durante la primera y segunda revolución industrial se diferencia enormemente del sentido que se le atribuye actualmente. Durante la primera revolución industrial la creatividad era de tipo individual y espontanea, aunque se transfería a través de canales sociales. En la segunda revolución industrial se produce un gran impulso, aglutinante y fecundo, de este tipo de creatividad. Es a partir de la segunda guerra mundial cuando surge una creatividad de tipo colectivo, basada en la colaboración, es decir lo que podríamos llamar una “creatividad organizada.”
La educación moderna debe necesariamente contemplar la innovación. Un elemento tan importante como es la creatividad organizada, de la que en gran medida depende la capacidad de innovación, debe ser tenido en cuenta en los programas educativos para ingenieros.
Educar para innovar es así diseminar en la sociedad un estimulo a la creatividad y la versatilidad, al respeto por las ideas y ala interacción entre todos esos elementos desde los cuales puede originarse una idea innovadora. La innovación tecnológica es, en definitiva, un acto organizado de participación creativa.


Educar para participar

En general, educar para la participación es propiciar cambios en los contenidos y las formas de la educación tecnológica. En los contenidos recogiendo una imagen de la tecnología donde, además de los aspectos técnicos, quedan adecuadamente resaltados los aspectos culturales y organizativos de las distintas tecnologías. El fracaso de proyectos tecnológicos en el mundo real, piénsese en obras publicas, biotecnologías o la propia energía nuclear, no siempre se debe a una falta de excelencia técnica por parte del profesional implicado sino con frecuencia a una fala de sensibilidad social para apreciar adecuadamente las dimensiones cultural y organizativa de la tecnología. Pero, además, el propio proceso enseñanza-aprendizaje en educación tecnológica debe realizar cambios metodológicos, didácticos y latitudinales de forma que la participación y la innovación sean también llevadas al aula. No puede seguir entendiéndose el proceso educativo como una relación uno-muchos, arriba-abajo. Los estudiantes pueden y deben implicarse activamente en le organización y desarrollo delos contenidos educativos aportando experiencias, opiniones, iniciativas, etc. El objetivo es estimular en el educando un sentido critico que, sobre la base de un conocimiento solido, le motive y la capacite para implicarse activamente como ciudadano y como profesional en los asuntos públicos relacionados con la tecnología. El objetivo es también evitar el llamado “efecto túnel”, por el cual la súper especialización de los estudiantes los convertirá en profesionales ciegos para cualquier consideración que vaya un poco mas allá del ámbito de su competencia técnica.



La tecnología educativa y su evolución.

Tecnología educativa un poco a contramano de lo que en general se supone, esta lejos de ser computadoras u otros aparatos utilizados con fines de educativos, de formación o de entrenamiento. Considerándola en un sentido más amplio, es el Conjunto de tecnologías de gestión y técnicas de actuación, que utilizan las sociedades en determinados momentos históricos para difundir el conocimiento acumulado y socialmente significativo, desde la perspectiva de los grupos responsables de legislar, organizar y conducir.
Al considerar el concepto de Tecnología Educativa en sentido amplio, se hace referencia a los dispositivos sociales que se utilizan para transmitir conocimientos y valores a las nuevas generaciones.
Entre estos dispositivos, esta incluida la Tecnología escolar, un conjunto de estructuras organizativas a las que genéricamente se alude como escuela, universidad, colegio, etc..
La tecnología educativa
Tecnología educativa un poco a contramano de lo que en general se supone, esta lejos de ser computadoras u otros aparatos utilizados con fines de educativos, de formación o de entrenamiento. Considerándola en un sentido más amplio, es el Conjunto de tecnologías de gestión y técnicas de actuación, que utilizan las sociedades en determinados momentos históricos para difundir el conocimiento acumulado y socialmente significativo, desde la perspectiva de los grupos responsables de legislar, organizar y conducir.
Al considerar el concepto de Tecnología Educativa en sentido amplio, se hace referencia a los dispositivos sociales que se utilizan para transmitir conocimientos y valores a las nuevas generaciones.
Entre estos dispositivos, esta incluida la Tecnología escolar, un conjunto de estructuras organizativas a las que genéricamente se alude como escuela, universidad, colegio, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada